junio 4

"¿Puedo usar una crema con aceite si tengo la piel grasa?" 

"Pero, ¿eso no va a hacer que me salgan más granos?"

Existen muchísimos mitos relacionados con el cuidado de la piel grasa. Hoy, queremos ayudarte a entender qué cosas de las que has podido escuchar son ciertas y cuáles no.

Te adelantamos que los aceites, pueden ser un gran aliado para la piel mixta y grasa.

Pero es un aliado que debes saber usar

Los aceites que usas normalmente son productos que te pueden ayudar a mejorar la apariencia de tu piel. De hecho, combinar el efecto de varios aceites, siempre y cuando la mezcla se haga correctamente y se sepa qué aceites son, puede ayudarte a atacar varios problemas con un solo producto. 

Serum con textura oleosa

La clave para que funcionen en tu caso consiste en que no sea COMEDOGÉNICO (en castellano, que no obstruya el poro ni fomente la producción de sebo). 

Para saber si un producto es, o no es comedogénico fíjate en la sensación que te deja en la piel tras usarlo. ¿Te deja un tacto aceitoso? Entonces no te conviene. Pero si la sensación tras echártelo es la de que la piel queda hidratada, pero sin restos, es un producto hecho para ti.

Tengo piel grasa y me aplique aceite

En los últimos meses, muchas de vosotras nos habéis mostrado vuestra preocupación por poneros aceite en la piel. En general, es un error común el relacionar las texturas más oleosas con que estas generen aún más grasa.

Los aceites pueden ayudarte a recuperar el equilibrio de la piel e incluso a eliminar los brillos. 

El truco está en saber qué productos son los que te ayudarán a restaurar y regenerar tu piel.

La clave: elegir el aceite que más te conviene

Es verdad que no podemos recomendarte cualquier tipo de aceite si tienes la piel grasa. 

Hay productos que son adecuados para pieles secas y que, si te las pones con una piel mixta, tan sólo conseguirán agravar tu problema. Pero no te preocupes porque existen una gran cantidad de aceites naturales que sí que podéis usar con pieles grasas.

  • El aceite de ylang-ylang es muy efectivo a la hora de equilibrar tu piel. Esta flor tiene propiedades antisépticas y bactericidas que te ayudarán a mantener a raya los pequeños granitos, para que no se infecten y poco a poco desaparezcan de tu rostro.
Aceite de Ylang-Ylang en piel grasa
  • El aceite de jojoba protege e hidrata sin obstruir los poros de nuestra piel (es comedogénico) a la vez que combate los gérmenes que pueden causar imperfecciones. Una rutina que incluya productos con este ingrediente hará que tu piel recupere el equilibrio para que poco a poco luzca más natural y bonita.
  • El aceite de argán seguro que lo has escuchado mucho, se ha popularizado porque cada vez está más presente en champús y productos capilares. Pero, ¿sabías que también es un producto en el que te puedes apoyar si tienes la piel grasa? Este aceite ayuda a hidratar la piel grasa y combatir los efectos del acné gracias a la gran cantidad de ácidos grasos y vitamina E que contiene.
El aceite de Argan esta presente en el Serum para piel grasa
  • El aceite de lavanda tiene muchísimas propiedades beneficiosas. Una de la que más te puede sonar es que es una planta con efecto relajante. Su aroma te puede ayudar a conciliar mejor el sueño… ¡Pero también es buena para tu piel! 
  • El aceite de baobab proviene de un árbol que se considera sagrado y medicinal en gran parte de África. En realidad, puedes utilizar este aceite para casi todo: hidratar, desmaquillar o tonificar tu piel. Este aceite tiene propiedades calmantes, regeneradoras e incluso puede ayudarte con pequeños brotes de dermatitis.

El aceite de Baobab es uno de los ingredientes activos en nuestro gel, sérum y crema de la línea antiedad UMA - ¡Ideal si tienes piel grasa!

El objetivo: recuperar el pH natural de la piel

Como ya te habrás dado cuenta, hay dos palabras claves a la hora de elegir el aceite que más conviene para piel grasa: comedogénico y equilibrante.

Ambas propiedades se pueden encontrar en muchos aceites de origen vegetal. 

Para conseguir equilibrar el pH de tu piel deberías apoyarte en productos con propiedades equilibrantes. Es decir, que no ayude a generar más sebo, pero que te hidraten.

No caigas en el error de confundir equilibrante con matificante. 

Para conseguir un equilibrio en la piel has de ser constante y los efectos solo serán visibles a largo plazo.

Mientras que las cremas con efecto mate te hacen pensar que con una sola aplicación el problema está arreglado, muchas de estas contienen siliconas que obstruyen los poros y agravan aún más el problema.

A pesar de lo que pensabas, ¡tener una piel grasa no implica no poder usar sérums o aceites! Tan solo tienes que saber cuál usar.

Autor: Daniella

¿Te ha gustado el artículo? ¡Compártelo!


Etiquetas


También te podría gustar:

Escribe un comentario

Leave a Repl​​​​​y

Your email address will not be published. Required fields are marked

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}