junio 22

Poco a poco los días de calor se van acercando.

Te encanta el verano, ponerte un poco morena siempre te ha gustado, te ves mejor. 

Pero… ¿sabes todos los cuidados que necesita tu piel para protegerse después de estar expuesta tanto tiempo en el sol?

Es más, posiblemente tengamos que cambiar la pregunta a ¿los llevas a cabo?

Los rayos de sol te ayudan a absorber vitaminas, en algunos casos solo presente en su luz, como ocurre con la vitamina D. Mejora tu sistema inmunológico, tu estado de ánimo y mejora el aspecto de tu piel.

Pero es verdad que también tiene una cantidad de contraindicaciones que, aunque las conoces de sobra, a menudo ignoras. 

A corto plazo, no cuidar de tu piel se traducirá en flacidez, manchas y arrugas que no esperabas ver tan pronto.

Hoy, queremos ayudarte a saber cómo debes cuidar tu piel en verano.

No queremos asustarte con rutinas diarias de una hora, sino que te acostumbres a hacer pequeños gestos con los que podrás protegerte de los efectos más dañinos del sol y preocuparte tan solo por pasarlo bien:

1. Échate crema y no solo en la cara, no olvides tu cuello y manos

Durante el día, elige una crema que te hidrate y proteja la piel de los daños causados.

Nuestra Crema Reparadora es ligera, te mantendrá la piel fresca, sin sentirla pesada y protegida gracias a sus activos. Perfecta para combinarla con tu protector solar favorito. 

Entre sus ingredientes encontrarás el efecto profundo del ácido hialurónico vegano, el aceite de Baobab, y el aloe vera. Así que no lo dejes por sentado, en verano sudas más que en invierno, debes de hidratar tu piel aún más.

2. Usa ropa cómoda

Las prendas que van muy pegadas al cuerpo te harán sudar más, provocando la aparición de pequeños granitos en esas zonas. Por ello cuando te coloques bandanas procura que estén encima del cabello para que dejes la zona de la frente libre y así tu piel respire.

Utiliza nuestro pañuelo en verano

¡Hey! Puedes usar nuestro pañuelo como bandana para este verano, lo obtienes gratis por la compra de cualquiera de nuestros productos.

3. Haz un detox a tu piel una vez por semana

No olvides hacerle un detox a tu rostro para eliminar piel muerta, impurezas y otros contaminantes.

Piel de verano con la mascarilla

Por ejemplo, después de salir de ducharte sueles tener los poros abiertos y que mejor que allí aplicar nuestra mascarilla purificante, te ayudará a remover las impurezas y células muertas sin maltratar tu piel.

Y ahora en verano tu piel necesita estar más fresca, relajada y desinflamada. Por eso la mascarilla contiene extracto de limón y avena ayudando a que se regenere poco a poco.

4. Mantente hidratada

No es un secreto lo difícil que es tomar agua, incluso puede que hayas pasado algunos días solo tomando 1 vaso diario. Pero es importante que bebas mucha agua para evitar la deshidratación y posibles golpes de calor.

Si eres de las personas que te es difícil beber agua puedes hacerlo más divertido, acá te dejamos tres maneras de hacerlo:

  • Agrega infusiones frías a tu dieta diaria, durante el día puedes tomar uno de tus tés preferidos. Te ayudarán a mantenerte hidratado y además son antioxidantes, si eres fan de ellos no puedes dejar de tomarlos este verano.
  • Coloca un vaso de agua en tu mesita de noche, así cuando vayas a la cama o justo al levantarte te recordarás beber agua y no tendrás excusas de no hacerlo.
  • Si el limón es tu gran aliado en comidas, te sorprenderá lo increíble que puede llegar a ser en tu vaso de agua... Puedes cortarlo en rodajas y agregárselas al vaso, así le añadirás sabor y un toque de frescura. Será irresistible hasta de no tomarle un foto. 

5. Mantén tu piel limpia el máximo tiempo posible

Es recomendable que laves tu rostro 2 veces al día y a la vez la hidrates, nuestro Gel Limpiador, sin importar si tienes piel mixta, seca o grasa, limpia tu piel haciendo que vuelva a su balance natural, sin resecarlo.

Y muy importante, algo que no puedes dejar pasar es lavar tu rostro con agua fría, te ayudará a activar la circulación en la piel y sobretodo a refrescarte después de estar expuesta en altas temperaturas, vamos ¿quién no imagina que está en una piscina después de lavarse la cara de esa manera?

Disfruta del verano sin dañar tu piel

Ya ves, son pequeñas rutinas que no conllevan mucho tiempo y puedes incluir poco a poco en tu día a día.

Como siempre, la constancia que seas capaz de mantener va a condicionar los resultados.

Y una vez sabes cómo reducir los daños nocivos del sol, ¿qué te detiene para llevarlos a cabo? 

Autor: Carlotta

¿Te ha gustado el artículo? ¡Compártelo!


Etiquetas


También te podría gustar:

Escribe un comentario

Leave a Repl​​​​​y

Your email address will not be published. Required fields are marked

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}